Banco Macro - BMA

Trading for everyone - Banco Macro - BMA

Banco Macro inicia sus actividades como institución financiera no bancaria en 1985 con la adquisición de Macro Financiera. En 1988 fue autorizado por Banco Central de la República Argentina para funcionar como banco comercial. Desde allí y hasta 1995, Banco Macro desarrolló sus actividades como banco mayorista, siendo pionero en la emisión de bonos corporativos. Actuando principalmente en las áreas de money market, trading de títulos públicos y privados y servicios financieros para empresas medianas y grandes.

 

Con la crisis del “Tequila”, cambió sustancialmente su estrategia de negocios, focalizándose en la operatoria de banca minorista en aquellas áreas del mercado de bajo nivel de bancarización y alto potencial de crecimiento. En esta dirección, desde enero de 1996 adquirió paquetes accionarios de bancos provinciales privatizados: Banco Misiones (93%), Banco Salta (98%) y Banco Jujuy (100%). Dado el éxito en estas inversiones profundizó la nueva estrategia de “banca minorista regional”, a través de la compra de activos y pasivos del Banco del Noroeste C.L. Posteriormente, participó en la re estructuración de los Bancos Almafuerte Coop. Ltdo., Mayo S.A., Israelita de Córdoba S.A. y Mendoza S.A., incorporando sucursales ubicadas en el norte y centro del país.

 

En diciembre de 2001, Banco Macro sólidamente posicionado en el norte del país, amplió su nivel de presencia nacional adquiriendo el 59.58% del capital social de Banco Bansud. Quien se encontraba posicionado como una entidad bancaria privada líder en el sur del país con una vasta trayectoria en su área de influencia y una amplia red de sucursales. En agosto de 2002, adquirió 36 sucursales del Scotiabank Quilmes. Luego los accionistas de Banco Macro y Banco Bansud, decidieron la fusión de ambas entidades financieras con el objetivo estratégico de integrar una entidad con presencia en todo el territorio argentino.

 

Acceso a Comunicaciones Relevantes en la CNV (Comisión Nacional de Valores)